Finaliza el Bloque Específico de TD de Barracos

Finaliza el Bloque Específico de TD de Barracos

FINALIZA EL BLOQUE ESPECÍFICO DE TÉCNICOS DEPORTIVOS DE BARRANCOS DE ARAGÓN.

El 17 de abril de 2017 comenzaba un nuevo curso de técnicos deportivos de barrancos. En este curso han participado 18 alumnos y 11 profesores entre técnicos y especialistas. Durante el curso se han trabajado materias como: Meteorología, medio ambiente, desarrollo profesional, primeros auxilios, rescate, conducción de grupos, y sobre todo técnicas de progresión y seguridad con y sin cuerda en barrancos secos y acuáticos.

El desarrollo de las clases se ha llevado acabo entre nuestras Escuelas de Montaña, la Escuela de Montaña de Alquezar y la Escuela de Montaña de Benasque. Es un lujo para nuestras enseñanzas poder contar con estas instalaciones ya que nos permite trabajar en unas instalaciones provistas de aulas, biblioteca y rocódromo así como los servicios de hospedaje y manutención. Esto, unido a los entornos, nos ofrece la posibilidad de trabajar en diferentes tipos de barrancos, tanto por el tipo de roca, como por su morfología y caudales.

El curso ha durado 6 semanas, con una semana de espacio en mitad del curso para permitir a los alumnos recuperar fuerzas, repasar y asentar los contenidos vistos de cara al último tramo de curso y las evaluaciones. Los curso de técnicos de montaña en general son intensos, sobre todo la parte específica. Se tiene poco tiempo y muchos contenidos que trabajar. Además las actividades prácticas, como se desarrollan en barrancos reales, llevan tiempo, ya que un barranco de normal en la mayoría de los casos es una jornada, y la formación hay que añadir el tiempo para la enseñanza y práctica. Aunque muchos de los contenidos se han trabajado previamente en los rocódromos, es indispensable que los alumnos trabajen en terreno real. Los condicionantes psicológicos que ello conlleva forman parte del aprendizaje y de la evaluación. El estrés que provoca la realización de complicadas maniobras, en lugares aislados y con condiciones de caudal alto y bajas temperaturas, hacen que los alumnos y los técnicos deban emplearse a fondo. Cuando desarrollen su actividad profesional como formadores o guías, deberán asumir con calma este tipo de situaciones, y de esta manera realizar la mejor toma de decisiones para realizar una adecuada gestión del riesgo y de esta manera minimizarlo.

Aunque no todos los alumnos han aprobado en la primera convocatoria, ahora realizarán la segunda donde si lo que les ha faltado es matizar detalles técnicos la superaran trabajando en este tipo. Para los que el trabajo sea más sobre aspectos de maduración seguramente deberán esperar al año siguiente y así aumentar su grado de experiencia en esta actividad deportiva. No es fácil formarse como técnico, se necesita mucha preparación y experiencia previa para llegar al curso con garantías de superarlo. Los profesionales de montaña tienen una gran responsabilidad con la seguridad de su alumnos y clientes y la conservación del medio donde trabajan. Por ello la formación de ser exigente y de calidad.

Gracias a todo el equipo profesores de  los TDME de Aragón por su dedicación y profesionalidad.